lunes, 29 de enero de 2007

Baño

7 comentarios:

la playera dijo...

decia sin comentarios...

pero todos los comentarios del mundo.

espero que no sea siempre solo un reflejo reflojo...

espero
espero
espero....

hasta mas alla del aburrimiento


guau! lindura!

Anónimo dijo...

guau! preciosura!

espero que no sea tanto tiempo solo un reflejo... de un reflojo

espero
espero al otro lado
y espero y espero mas alla del cansancio...

siempre siempre

desde la seudo playa

doritalapajarita dijo...

ummm oye preciosura..
este es el mil que trato de escribir, ya un tanto aburrida e tratar.

hermoso reflejo, espero que algun dia sea mas de carne y hueso.

y espero no mas, desde cualquier lado yo ire.

la playera urbana

Dorita dijo...

oye, preciosura!

lo he intentado ya cuatro veces, esta es la ultima.

eso no kiere decir que me rinda antes de tiempo o antes de ver, ese hermoso reflejo en forma palpable, yo iria a culquiera de los dos lados siempre que tu estes en uno.

ya no se como chucha escribirte algo, sin que el autor de dominio lo permita.

eso
siemprre
siempe

Dorita dijo...

yiaaaaaaaaa

como mucho quinta vez
prefiero escribirte
una carta

preciosura..

siempre tan dificil acceder a ti!
desde cualkier lado del espejo.

ufffff

Raymundo Tristán dijo...

Actualmente, muy pocos fotógrafos logran escindir con tanta frecuencia las opiniones del mundo artístico. Por una parte, existe una comunidad de seguidores entusiastas que admiran sus imágenes, y por otra, están esos adversarios que tratan de denigrarlo, calificándolo de fenómeno de moda, o de misógino.

En realidad, Helmut Newton creó un nuevo estilo de fotografía de moda y desnudos, cuyo éxito esta indudablemente emparentado con su profunda sensibilidad ante los signos y el espíritu de nuestra época.
Su combinación de actitudes agresivas y sumisión voluntaria, sumada a su preferencia por mujeres altas, de marcados huesos y seguras de sí mismas toca el centro del dilema en el que todavía se encuentran las mujeres y los movimientos feministas: reivindicar su participación en las decisiones de la sociedad, sin renunciar sin embargo a su identidad femenina, o bien experimentar que el proceso de redefinición es difícil y doloroso.
Las mujeres masculinas, la tendencia hacia la androginia, es una respuesta al problema de una identidad que todavía debe encontrar en los nuevos papeles. La fotografía de Newton muestra la diversificada variedad de tipos de mujeres que se ha desarrollado en ese contexto . No lo hace con espíritu crítico, sino con una evidente voluptuosidad, provocando la cólera de los movimientos feministas, que desembocó repetidamente en procesos judiciales.

Anónimo dijo...

miro esta foto
¨

una y otra vez

guauuuuuuu

preciosura
estoy con la lengua afuera